sábado, 31 de diciembre de 2011

El Calzado antiguo en la India y el simbolismo de los pies


(Sandalias de plataforma llamadas Padukas - Imágenes de Google)

El zapatos y los pies, en la historia de la India, tienen un sentido ritual y un simbolismo religioso y político que supera la simple utilidad del calzado.

El contacto de pie en el suelo se dignifica cuando puede generar energías de la tierra hacia el ser humano y es despreciable cuando, por impuros o sucios, puede llegar a la contaminación del cuerpo. Las costumbres y prácticas religiosas están casi siempre presentes.

Iconos del amor y el erotismo

Son los pies de las mujeres auténticos símbolos del erotismo, por eso cuando se adornan con joyas y piedras preciosas o cuando se posan sobre la cabeza del ser amado, trasmiten un claro mensaje de amor y atracción sexual.

Las pinturas en los pies

El cuidado de los pies está presente en la vida diaria de las jóvenes, los pies se lavan, se masajean y se tratan con aceites que contienen perfumes, para después pintar las plantas de los pies e incluso la parte superior, antes de adornarlos con joyas, cadenas de plata y oro o pulseras de tobillo.

El calzado de plataforma o paduka

Se trata de una sandalia con una gran plataforma que aísla el pie del suelo y que está formada por una pieza de madera o suela apoyada por tacos en la punta y el talón; se sujeta al pie por medio de un resalte que se introduce entre el dedo grande (o gordo) del pie y el segundo dedo.

Este tipo de calzado es muy común y se emplea tanto en zonas rurales, como en otras de mayor posición social.

Diferentes tipos y simbologías de las padukas

El pez es un símbolo sagrado y el calzado toma, en algunos casos, estas formas que llegan a representar a la divinidad; también el poder político, en el Ramayana, se describe al hermano del príncipe exilado colocando sus sandalias padukas en el trono como símbolo de la soberanía real.

Las sandalias de los hombres santos o gurúes son veneradas desde remotos tiempos.

Se emplean materiales como el ébano, teca o sándalo, pero también están hechas en madera de pino o haya, que contrasta con las confeccionadas con incrustaciones de marfil, plata u oro.

Calzado para las novias

Para casarse, las mujeres engalanan sus pies y usan zapatos decorados con flores, pero las de mejor posición, emplean la plata y el oro para adornar sus zapatos o tallarlos con adornos florales o animales sagrados.

La sandalia de cuero

Las pieles y cueros han sido siempre los materiales más usados para confeccionar el calzado de todas las castas en la India, esencialmente se trata de una suela de cuero que se sujeta al pie por una o varias correas y tiene una pequeña banda o traviesa para permitir sujetar el dedo gordo del pie.

Los materiales empleados son, además del cuero, la lana y los tejidos estampados con vivos colores.

En las fronteras de Nepal y China

Los climas extremos de esas regiones condicionan un tipo de calzado más cerrado y resistente; las botas de cuero de búfalo fuertemente engrasadas y con gruesas suelas se emplean en el norte del país. En el estado de Himachal Pradesh, se calzaba un tipo de sandalia de tiras cruzadas y el pie se protegía del frío con un calcetín de piel más fina o lana.

El empleo de fibras vegetales

Los agricultores y las clases más bajas en zonas rurales del norte, se calzaban con zapatos hechos con paja tejida que aislaban de la nieve y el barro. El uso de fibras como el yute se generalizó debido a la gran cantidad existente en los montes.

Las botas tibetanas

Se llaman a sí por la procedencia; las constantes invasiones del norte de la India, inspiró un tipo de bota hecha con suelas gruesas formadas por varias capas de cuero y la caña se hacía de piel, lana o cuero repujado. También las diferencias sociales se hacían patentes en el calzado de esas alejadas partes del país.

Sedas, terciopelos y decoraciones con plata y otros metales daban un aire de riqueza y colorido a estas botas que llevaban las puntas hacia arriba.

Mojaris y Juttis en el norte y centro de la India

Los juttis eran zapatos cerrados hechos de cuero para todos los usos y de tejidos finos y sedas para ocasiones especiales y con la punta exageradamente hacia arriba; los mojaris eran similares pero hechos con materiales más ligeros y flexibles.

Los altos dignatarios empleaban estos tipos de calzados que, en ocasiones, estaban enriquecidos por piedras preciosas (rubíes, diamantes, esmeraldas) que daban a estos zapatos o botines, un incalculable valor.



Leer más en Suite101: El Calzado antiguo en la India y el simbolismo de los pies | Suite101.net http://jose-maria-amat.suite101.net/el-calzado-antiguo-en-la-india-y-el-simbolismo-de-los-pies-a75266#ixzz1i8JFeTm9

sábado, 24 de diciembre de 2011

El Zapato y la Navidad

Son muchos países en los que encontramos tradiciones o costumbres relacionadas con el zapato y con la Navidad o el Año Nuevo.


Casi todos los países de habla hispana, conservan la tradición española de poner zapatos en la ventana el día de Reyes, para advertir a SS.MM. que en ese hogar habitan el número de personas que corresponden a los zapatos; muchos son los que llenan esos calzados de paja para que los camellos en los que viajan los Reyes Magos, se alimenten.

.


En la República Checa, es costumbre que las jóvenes casaderas, tiren sus zapatos, puestas de espaldas, hacía sus propios hogares y si la punta del calzado señala la puerta de la casa, es señal de que ese año se casará, en caso contrario, habrá que esperar un año más

En Rusia, es costumbre visitar a los vecinos y familiares en las celebraciones navideñas, pero al entrar en la casa, deben descalzarse en señal de respeto (los propietarios de la vivienda suelen tener zapatillas para "ir por casa" y con ellas proteger los pies de sus invitados.

En Suiza, dependiendo de la región, los regalos de Navidad se intercambian el 25 de diciembre, 1 de enero o el 06 de enero (cuando los tres Reyes Magos se dice que visitaron al niño Jesús). En la región de habla alemana del país, San Nicolás, aparece el 6 de diciembre (Día de San Nicolás), y llena los zapatos o las botas de los niños (mantenido por la noche) con mandarinas, nueces y galletas.

La tradición de las botas o el zapato como símbolo de los regalos en la navidad, empezó en Holanda en el siglo XVI. Los niños colgaban sus zuecos (zapatos de madera) llenos de paja cerca de la chimenea para los renos de Santa Claus. En su lugar, dejaba obsequios para los niños. Con el tiempo, la gente empezó a usar botas (o botines. Pero la tradición de San Nicolás comienza con una bonita historia....
San Nicolás, nació en el sigo III en un lugar llamado Patara (se sitúa en la actualidad en Grecia) y heredó una gran fortuna de su familia, pero siguiendo la doctrina de Jesús, vendió todo lo que tenía y se lo dio a los pobres. Llegó a ser obispo y era conocida su gran generosidad, su amor por los niños y preocupación por las personas que trabajaban en el mar y sus embarcaciones.



Se ha contado muchas fábulas sobre la figura de San Nicolás....Dice la tradición, que un padre tenía tres hijas y era pobre hasta el punto de no poder dotar a sus hikas y por ello no poder casarlas. Un día, las jovencitas lavaron sus ropas y colgaron las medias en la chimenea cerca del fuego para que se secaran. San Nicolás, sabiendo de la preocupación del padre, esperó a que durmieran y colocó oro dentro de las medias de cada muchacha.
Por la mañana, las hijas descubrieron su regalo y recibieron una gran alegría porque ahora si podrían casarse.
De ahí surge la tradición de los niños de colgar sus medias o colocar sus zapatos para que San Nicolás les traiga regalos.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Museo Roger Vivier en Francia, se hace con uno de los zapatos más caros del mundo


El célebre diseñador francés Roger Vivier, en el año 1962, diseñó un calzado bordado con hilos de plata y con aplicaciones de topacios, fue una joya en su tiempo y la afortunada en calzarlo sería la Princesa Soraya de Irán, antes de ser repudiada por su esposo el Sha de Persia; el par de calzados, años más tarde, fue donado al Museo Romans, allí permaneció hasta el pasado 30 de Noviembre que fue subastado y alcanzó la cifra de 20.000 euros; la adjudicataria de tan preciada joya fue precisamente el Museo Roger Vivier, es decir, volvía a su creador; convirtiéndose así en el calzado más caro del mundo adjudicado en subasta pública. En la misma subasta y para diferentes Museo del Calzado, se adquirieron zapatos de Elizabeth Taylor, Cary Grant, John Lennon o Brigitte Bardot, entre otros.

sábado, 10 de diciembre de 2011

El sorprendente y característico calzado en la China antigua

10-dic-2011



Calzado para pies de loto - Imágenes Google


La "cultura del calzado" está plasmada en la evolución del zapato en China. La necesidad y la tradición embellecen este complemento del vestido. China descubre su primer calzado aproximadamente en el año 2000 a.C., en el reino antiguo de Loulan y perteneciente a una momia hallada en un enterramiento, en la zona desértica de la región de Xinjiang Uygur; se trata de una bota hecha con piel de oveja.

Diversificación del calzado

El hermetismo en el que vivió el pueblo chino dio lugar a una información tardía sobre sus costumbres y tradiciones, también sobre su vestimenta en el pasado. Los pueblos nómadas empleaban botas hechas con pieles de oveja, cabra o caballo.

En el Tibet las pieles eran de yaks; en la zona del Oroquense empleaban pieles de ciervos y gamos; en Essen la mayor parte de calzado era hecho con pieles de pescado, estos son algunos ejemplos de los muchos existentes.

Los primeros calzados

Para confeccionar los zapatos, sandalias, zapatillas o botas, empleaban agujas de hueso y como hilo, tendones de animales, pero también empleaban en zonas rurales, la aguja de caña de bambú y el hilo de lino. El rey Wulig del estado de Zhao, introdujo las primeras botas que se emplearon en las guerras entre los Estados (475 a 221 a C.)

El calzado de paja

La paja fue uno de los materiales más utilizados para hacer zapatos, salvo en las zonas muy frías del norte, la paja fue empleada por ricos y dignatarios y también por las clases más humildes, dada la gran extensión territorial de China, las diferencias climatológicas aconsejaban un determinado tipo de calzado; en el norte las botas también de paja, en el sur las sandalias y en algunos lugares se combinaba con suelas de madera.

El paño y la seda

Durante los siglos del XVII al XI a.C., en la dinastía Shang (o dinastía Yin ), se encontraron botas hechas con paño y seda, incluso los militares para protegerse del frío, envolvían sus piernas con paños y pieles cosidos con cáñamo y lino, pero todo cambiaría al conocerse el algodón introducido en el país por la ruta de la seda.

El ejército de terracota

En el periodo 211 a 206 a.C., el emperador Shi Huang de la dinastía Qin, conocido como el primer emperador, organizó al ejército con una indumentaria uniforme; la bota de cuero con las puntas cuadradas, eran usadas por generales y solados que ocupaban las célebres filas en las que cada uno tenía una función o cometido.

Una variante de aquel calzado formaría parte de la vestimenta de los funcionarios, hecho con varias capas de paño para dar ventilación y garantizar la impermeabilidad.

El empleo de la seda coloreada

Desde la dinastía Shang (3000 a.C.), se tejía la seda y se coloreaba con tintes minerales y vegetales. Las novias usaban zapatos de seda rosa con bordados de aves del paraíso u otro tipo, también motivos florales. En Manchuria, se usaban zapatos azules con caracteres rojos bordados que eran los signos de la felicidad, un signo destinado también para los ancianos.

Zapatos mortuorios

A los difuntos se les enterraba con un tipo de calzados que se llamaban "zapatos de la longevidad", eran de color azul, negro o marrón y si la fallecida era una mujer, el calzado era de seda con bordados de colores, entre los que no podía faltar la flor de loto y una escalera que simbolizaba la ascensión al cielo.

Distinción de clases

Por el calzado (como ocurriera en otras culturas), también se distinguían las clases sociales; en determinadas épocas de la China feudal, solo los nobles y personas de elevada condición o riqueza, se les permitía llevar zapatos de cuero o de seda, el pueblo calzaba sandalias o zapatos de paja o paño y los colores permitidos eran el verde, azul o blanco.

En la dinastía Jin, los comerciantes debían calzar zapatos de dos colores uno negro y uno blanco, así eran reconocidos. El color del emperador era el amarillo.

Pies de loto

Una costumbre nacida en el siglo X consistía en vendar los pies de las niñas para reducir sus dimensiones, dando lugar al llamado pie de loto, que podía ser loto dorado, loto de plata o loto de hierro, según el grado de reducción alcanzado. Los zapatos para este pie eran muy pequeños y con piso de cuero o paño, hechos de seda bordada representando aves y flores.

La costumbre fue abolida por Mao Zedong y todavía puede verse alguna anciana caminando con bastones por la gran deformación de sus pies.

Uso de los colores

Tenían su significado y sus preferencias ; Rojo o de la virtud y de la buena suerte; amarillo exclusivo del emperador; azul para el pueblo o la plebe; morado para la familia imperial; verde para las mujeres jóvenes; gris y negro para los ancianos; blanco el color empleqado en el funeral y el duelo.


Leer más en Suite101: El sorprendente y característico calzado en la China antigua | Suite101.net http://jose-maria-amat.suite101.net/el-sorprendente-y-caracteristico-calzado-en-la-china-antigua-a74466#ixzz1g9ifjjlB

sábado, 3 de diciembre de 2011

miércoles, 30 de noviembre de 2011

El calzado en el Imperio Romano


Calcei de la diosa Artemisa - Museo del Louvre

Los romanos distinguían a sus clases sociales, por el vestido y por el tipo de calzados que usaban. Sandalias, botas, botines. De Senadores a plebeyos.

Son muchas las coincidencias existentes entre el tipo de calzado de la Grecia antigua, con el zapato empleado durante el periodo que duró la dominación romana en Europa; pero Roma también asumía los diferentes tipos de calzados de los pueblos y las culturas que dominaba o tenía relaciones.

Calzado común
El calzado más empleado para el pueblo era el llamado peroné se trataba simplemente una suela de cuero sujeta con hebillas, correas o cordones, a la pierna; un tipo de sandalia que habían copiado de los Etruscos, como lo hicieran con la moda de las puntas de los calzados hacia arriba, calcei repandi. Otro era la solea de influencia griega; o el calceus, algo más cerrado que protegía los dedos o el talón, según los casos.

Las Cáligas
Quizás los calzados más famosos eran los utilizados por los soldados, caligae, algunos opinan que el nombre le viene del emperador Calígula que fue quien lo introdujo en el ejército, de forma genérica; se trataba de una suela con la planta claveteada con clavos de hierro o cobre y que se sujetaba a la pierna por correas de cuero.

El Calzado de Senadores y Patricios
Para distinguir a los dignatarios del Senado de Roma, calzaban zapatos de color rojo o negro y llevaban una "C" en la zona del empeine que significaba "Centum" (ciento) como un número indicativo del total de senadores que componían el foro representativo de la República; su nombre era Calcei Senatorii. Los Patricios llevaban los mismos calzados pero les diferenciaba el color, en este caso, el Calcei Patricii era de color marrón.

El zapato de los Emperadores
Empleaban el color púrpura y a ese tipo de calzado se le denominaba mulleus en alusión a la tonalidad que adquirían estas sandalias o botines por haberse extraído ese pigmento de un caracol así llamado.

La Guardia Pretoriana
Bajo este nombre se conocía un numeroso grupo de solados romanos Speculatori Augusti, encargados de la seguridad personal del Emperador y que calzaban una sandalia diferente denominada Caligae Speculatores.

Calzado para las clases adineradas
Se trataba de un tipo de sandalias para los ricos que llevaban abalorios y metales preciosos; estos mismos se usaban en la mujer, para realzar su figura en las llamadas sandalias tirrénicas, que a veces eran excesivamente elevadas y que también protegían al pie de los barrizales, eran similares a las Calceolii, botín predominantemente llevado por la mujer. Muchos calzaban el solea pero solo dentro de las casas, ya que llevarlos en la calle no era un signo de distinción.

Botines y zuecos
Uno de los calzados copiados a los Etruscos fueron los campagus (calzado de las legiones), una especie de botines hasta media pierna que dejaban al descubierto los dedos; los escasos de recursos empleaban zuecos de madera con empeine de tejido o incluso piel. El llamado Sclponeae, con piso de madera, solo era el "privilegio" de los pobres y esclavos. Era cosa de la plebe calzar una sandalia hecha solamente de fibras vegetales y llamada Baxae.

Copia de la sandalia griega
La más calzada por las diferentes clases sociales, era la llamada socculus, se trataba de una imitación de aquella que ya empleaban los Griegos (persikais) y que se caracterizaba por ser una suela plana sujeta con correas. Las Carbatina, eran calzados muy simples (a veces pieles sin curtir) y con cordones.

La importancia social de los zapateros
El oficio de zapatero, en la Roma antigua, no estaba mal visto y gozaban de cierto prestigio. Fue en tiempos del emperador Numa Pompilla, cuando se dividió a los ciudadanos en nueve comunidades y los zapateros ocupaban el quinto lugar. Desde el siglo II a.C. los oficios se agrupaban en zonas de las ciudades y todavía hoy podemos identificar calles de "Los Zapateros" que vienen de aquella lejana época.



Leer más en Suite101: El calzado en el Imperio Romano |http://jose-maria-amat.suite101.net/el-calzado-en-el-imperio-romano-a73908

lunes, 28 de noviembre de 2011

El Calzado en la Grecia antigua

El Calzado en la Grecia antigua. Pioneros en modalidades y clases
27-nov-2011 Publicado en Suite101

Sandalia alada del dios Hermes - Imágenes de Google

Grecia, a través de sus filósofos y poetas, nos han legado el conocimiento sobre el tipo de zapato calzado por los griegos; de la sandalia hasta el coturno. De poetas y filósofos o escritores, nos llegan alusiones al calzado; así Peasumais nos habla de un tipo de sandalia áurea, calzada solamente por los dioses; Homero nos cuenta sobre la elegancia de las sandalias de los héroes de Troya o Esquilo que introduce, en sus dramas, el Coturno en la escena.

Las sandalias aladas
Una imagen que representa el tipo de sandalia alada que calzaban algunos dioses, es la representación del dios Hermes con un sombrero de ala ancha llamado pétaso empuñando el caduceo o vara de oro; así como su homónimo el dios romano Mercurio que en multitud de gravados siempre se nos muestra con este tipo de calzado.

Pioneros en el curtido
Aunque los hebreos (2000 a.C.) ya conocían el uso de los extractos vegetales para curtir las pieles, es el pueblo griego el que utiliza masivamente vegetales de muchas coníferas, raíces y frutales, para dar flexibilidad y hacer duradera la piel, engrasada con grasa de cerdo y tratada con taninos para darles color.

Zapateros y Curtidores
Dado el elevado conocimiento del uso de los extractos curtientes y la gran variedad de tipos de calzado empleados por los griegos, los oficios de curtidor y zapatero proliferaban en las ciudades-estado de la organización helénica.

Zapatos para hombre y para mujer
Los calzados se diferenciaban en los distintos sexos; las mujeres de clase media cubrían sus pies con sandalias cerradas por delante para poderlas descalzar con facilidad; pero los hombres empleaban desde la sandalia hasta la bota adornada con incrustaciones de metal y con modelos diferentes para cada pie.

Calzado con los colores de moda
Empleaban los colores rojo o blanco según las ocasiones y, aunque los griegos más antiguos caminaban descalzos, incluso los soldados, a partir del primer milenio antes de Cristo, era muy extendido el calzado con suela de cuero, de fibras textiles o de madera y sujeto a la pierna con correas.

Zapatos más comunes
Cuando era necesario calzar un tipo de zapato que permitiera condiciones de uso adversas (agua, barro, frío), se empleaba el Krepidoi que tenían flexibilidad y, en el caso de las mujeres, se coloreaban de distintos tonos, algunos llevaban plataformas. Una variedad de estos era el Krepi que solo le estaba permitido al hombre libre y llevaba unas suntuosas lengüetas muy talladas. Y el zapato para viaje llamado Andromis. La sandalia llamada Karbatinai, muy utilizada entre las mujeres.

Calzado de élite
Un tipo de bota muy trabajada era el Embades que se usarían tanto en hombres como en mujeres y que se caracterizaba porque estaba totalmente cerrado; en el caso del de las féminas, se pintaban de colores y se añadían aplicaciones de metal y otras. Un calzado que era muy llamativo era el Nínfides, siempre de color blanco con profusión de decorados.

Los soldados y los ancianos
El más común era el Koila Upodémata se trataba de un botín pesado que disponía de clavos en la suela para facilitar la marcha. El Embas usado para montar a caballo y muy resistente. En contraste, los ancianos empleaban un tipo de sandalia llamada Persikai que además de permitir descalzar el pie muy fácilmente, era muy cómoda de llevar.

Los famosos Krépides
Quizás el calzado más empleado por todos y que consistía en una suela gruesa de cuero, atada a la pierna por correas o cintas. Su fama llegó hasta la antigua Roma que lo adoptó bajo el nombre de Crépidas.


Los Coturnos
El calzado que más fama ha cobrado a lo largo de la historia. Los teatros griegos alejaban al espectador de la escena y para dar mayor realce a los actores, calzaban unos zapatos provistos de grandes plataformas, a veces de madera, corcho o varias suelas unidas. El calzado era cerrado y sujeto al empeine y a la pierna.


Copyright del artículo: José María Amat. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de


Leer más en Suite101: El Calzado en la Grecia antigua. Pioneros en modalidades y clases

El Calzado, de la Prehistoria a Egipto

Home Moda y Belleza Historia de la Moda El calzado, de la Prehistoria a Egipto
23-nov-2011 Publicado en Suite101




El uso de calzado en el hombre prehistórico debemos deducirlo de la misma forma que otras prendas de su indumentaria, tales como el bolso o el vestido. Cada civilización tiene una interpretación del uso del calzado, pero lo cierto es que a falta de descubrimientos de zapatos en el periodo prehistórico, suponemos que debió consistir en un tipo de piel o fibra vegetal sujeto a la pierna por medio de correas hechas también de fibras entrelazadas.

Los primeros pobladores
Según investigaciones arqueológicas, los primeros humanos procedían de África y se adentraron en Europa y Asia, a través de lo que se ha llamado el Corredor Levantino; en esos largos viajes, se sabe que emplearon ropas cuyos restos datan del Paleolítico Superior, las inclemencias climatológicas y las escarpaduras del terreno que pisaban aconsejarían cubrirse también los pies con pieles de animales.

Deformaciones de los dedos
A pesar de la inexistencia de restos de calzado, por los estudios de los esqueletos de los pies, se observa una deformación en los dedos de los humanos que se producen a partir de 25 mil a 30 años de antigüedad y eso se debe al uso de un determinado tipo de calzado; esas conjeturas no se han podido constatar con ningún resto de calzado.

Algunas pinturas rupestres, nos muestran personas con faldas e incluso una especie de calzados que cubren las piernas; se encuentran tanto en España como en otros países de Europa; sin embargo estas representaciones no han dado, en la práctica, ningún tipo de hallazgo.

El calzado hallado en América del Norte
En el estado de Missouri, cerca de Colorado, se encontraron unas sandalias de fibras vegetales que se consideró como las más antiguas del mundo, hacia 8000 años a.C.; pero el antropólogo Michael J, O´Brian manifestó que el trenzado de las suelas era muy sofisticado para esa época.

El zapato más antiguo del mundo
En una cueva de Armenia, en la primavera del año 2010, se descubrió un calzado de piel relleno de paja, que tiene 5500 años de antigüedad y que correspondía al número 37 europeo, de una época denominada periodo calcolítico; el zapato (solo uno) se sometió a la prueba del carbono catorce que determinó su antigüedad.

Iconografía de calzado antiguo
Aunque no se trata de zapatos propiamente dichos, existen iconos dibujados en vasijas de cerámica, jarrones y grabados, hallados en tumbas funerarias en la antigua Mesopotamia, en los que aparecen personajes calzando una especie de sandalia, estas representaciones datan de 4 a 5 mil años antes de Cristo.

El pueblo Sumerio
Que tantos descubrimientos dio a la historia, tales como: la rueda o la escritura, entre otros, nos ha dejado grabados en los que se muestran algunas divinidades con sandalias y también guerreros calzando botas que, en algunos casos, llegan hasta la rodilla y datado en los años 3500 a 4000a.C.; la civilización de Sumer marca el paso de la Prehistoria a la historia antigua.

El calzado asirio
Las clases sociales se distinguían también por el calzado, solamente los ricos y los guerreros iban calzados y los reyes o altos dignatarios, enriquecían el zapatos con joyas y piedras preciosas; algunas representaciones nos muestran calzados asirios con las puntas hacia arriba, es la primera manifestación de estas formas en el calzado que, más tarde, se impondría en tota la zona del Mediterráneo Oriental, afectando principalmente a las actuales Afganistán, Irak, Irán, Turquía y parte de Rusia.

Representaciones de calzado persa
En algunas cerámicas y grabados, se representan a personajes calzando sandalias sujetas con correas a la pierna, también guerreros con botas hasta la rodilla (1400 a.C). Algunas representaciones de los reyes Darío y Ciro, se observan a estos dignatarios con calzados muy adornados, a veces con piedras preciosas; pero el calzado era, en general, muy similar al empleado por los asirios.

La civilización egipcia
Después del hallazgo del zapato más antiguo, los egipcios han sido los que más cantidad de zapatos, sandalias y botas han aportado a la historia del calzado en general, dado sus creencias por las que un difunto debía ser enterrado con todas sus pertenencias que disfrutaría en la otra vida.

La sandalia de papiro
La materia prima abundaba en las riberas del Nilo y los campesinos la empleaban en sus calzados; también los sacerdotes. Aunque la población iba siempre descalza, incluso la nobleza, los faraones empleaban sandalias de todo tipo, incluso de oro, como se descubrió en la tumba intacta del faraón Tutankamon.

Los colores de las sandalias
Tenían un significado; el amarillo que era el color usado por el faraón era el color del dios Ra: el color blanco significaba la pureza; el azul, la verdad, el rojo la masculinidad y el verde, la fertilidad del río Nilo.

El "portasandalias"
Un miembro de la familia del faraón era el encargado de llevar las sandalias de este, que usaba en determinados actos o lugares; con ese nombre se le distinguía.


Copyright del artículo: José María Amat. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Una Industria ubicada en Monovar

La industria de Jesús Gil Ponce, ubicada en Monovar, marcó una época en la fabricación de calzados para mujer mayor.

"Valle de Elda", 18 de Noviembre de 2011

sábado, 12 de noviembre de 2011

Historia del Calzado

Conferencia sobre la Historia del Calzado en la Escuela Europea para la comunicación y las artes visuales
9 de Noviembre de 2011
Historia del Calzado: conocer el pasado para crear en el presente




El miércoles día 9 de noviembre estuvo en COCO School dando una conferencia gratuita Jose María Amat, fundador del Museo del Calzado de Elda. Su charla versó sobre los orígenes del calzado: desde la prehistoria hasta la actualidad. L@s alumn@s preguntaron varias veces para aprovechar el vasto conocimiento de Jose María.
Su exposición resultó muy amena por la cantidad de curiosidades que l@s alumn@s desconocían sobre los primeros hallazgos de restos que evidencian la fabricación de zapatos, así como el uso que se les daba, los materiales para fabricarlos y su valor social.





Entre otras cursiodades aprendimos que en la primavera de 2010 en Armenia se encontró el primer calzado fechado, tras la prueba del carbono 14, en el 3500 AC. Que la punta hacia arriba no viene del Islam, sino del pueblo Asirio para no tropezar mientras caminaban por montañas. O que en Egipto el calzado era símbolo de autoridad y riqueza, fabricando sandalias de oro para el faraón.

martes, 25 de octubre de 2011

Conferencia sobre la Historia del Calzado en Fundesem


El pasado día 21 de Octubre de 2011, el fundador del Museo del Calzado y director honorífico del mismo, José María Amat, pronunció una conferencia en Fundesem (Fundación Universidad Empresa), ante un nutrido grupo de estudiantes del curso de diseño del calzado que esa Fundación ha puesto en marcha.






A lo largo de la charla, seguida con gran atención e interés por la veintena de alumnos presentes, se hizo un repaso a la historia del calzado desde la época prehistórica hasta nuestros días, proyectando más de ochenta diapositivas que recogen los modelos de zapatos de las diferentes épocas y que están relacionadas con estilos y formas de vida, dejando constancia de la importancia del calzado en la cultura y las tradiciones de los pueblos.



También se habló de los diseñadores más importantes del siglo XX y las características de sus colecciones.



Al finalizar se entabló un animado coloquio.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Una empresa de calzados de Almansa diseña una colección con tacones intercambiables


Mossto, una empresa ubicada en Almansa (Albacete), presenta un concepto exclusivo de zapato de tacón pensado para las mujeres contemporáneas, urbanas e independientes. Mediante una perfeccionada tecnología de imanes, Mossto es la primera firma española en ofrecer la posibilidad de intercambiar la altura del tacón en el mismo zapato.




La nueva colección de la firma para otoño/invierno está diseñada por la italiana Sara Ovadia y fabricada en España con piel italiana. Integra propuestas para todos los gustos, pero se caracteriza por sus botas altas, botines y zapatos abotinados, todos ellos con una característica común: tacones intercambiables, de altura variable.



El producto, diseñado por la marca, permite llevar en el bolso el tacón de recambio, de diferente altura, para que las mujeres puedan decidir en cada momento cuál llevar según la ocasión: de un tacón alto de 8 cms pueden pasar un momento a otro de sólo 4.



La facilidad de extraer e intercambiar el tacón en tan sólo unos segundos y con un solo clic, así como la versatilidad y el confort que asegura este nuevo calzado, hacen de Mossto una opción muy práctica para las mujeres de hoy.



Mossto, con sede en Almansa (Albacete), fue creada en 2008 como un proyecto que gira en torno a un calzado tecnológico y convertible, a la investigación de materiales y a la construcción de nuevas siluetas




Fuente: Pinker. Portal profesinal del textil y de la moda

viernes, 12 de agosto de 2011

Vilanova dos Infantes, una población con gran tradición zapatera.



De Vilanova dos Infantes, dentro del municipio de Celanova,provincia de Orense, llama la atención la disposición circular de sus casas de piedra y teja en torno a la torre fortaleza del siglo XII que se erige en medio del pueblo. Pero lo más peculiar es, sin duda, que casi todos sus habitantes, ahora ya jubilados, comparten el oficio de zapateros y que compaginan su actividad profesional con la música, se trata de un pueblo con varias construcciones medievales y una tradición que arranca de siglos atrás.

En los años cincuenta Vilanova contaba 152 zapateros
septuagenarios que practicaban el oficio dirigen a los turistas.


Cuenta la leyenda que allá por el siglo XVII en esta villa se encontró una imagen policromada de la Virgen dentro de un vidrio soplado. Un herrero intentó romper el cristal y algunos pedazos que saltaron a sus ojos le dejaron ciego. Este imploró a la Virgen, quien le devolvió la vista. Ese diminuto vidro, en la bolsa de un labriego que lo encontró, pesaba tanto que apenas lo podía soportar y lo dejó abandonado en el campo. Tanto este prodigio como aquel milagro lo comunicaron a las autoridades eclesiales-

Por este presunto milagro, ocho zapateros varones crearon un baile en honor a la Virgen del Cristal, que se convirtió en la patrona de este gremio de artesanos y cuya fiesta se celebra el 15 de septiembre. La danza estaba acompañada por la música de la banda municipal cuyos integrantes también eran zapateros. "En los años cuarenta íbamos a tocar a Coruña y su alcalde, Alfonso Molina, salía de cañas con los más jóvenes de la banda", comenta Luis Pérez, zapatero de 75 años que aún toca el clarinete en la orquesta de Vilanova dos Infantes.

Desde la fundación del conjunto de música, en 1865, los vecinos del pequeño pueblo se dedicaban en invierno a la confección de los zapatos mientras que en verano se centraban en tocar por todas las comarcas de Galicia. La atalaya medieval se convirtió en su inusitado local de ensayo.

En los años cincuenta llegaron a reunirse 152 zapateros en esta población que no alcanzaba los 500 habitantes. Una ocupación que pasaba de padres a hijos y en la que colaboraban todos los miembros de la familia que realizaban un trabajo en cadena.


Cada familia producía tres pares de zapatos al día con un coste de fabricación de cinco pesetas por par. Los de mejor calidad eran vendidos para viajantes a 300 pesetas, mientras que el resto de la producción, más asequible, se destinaba a multitud de ferias y mercados que se celebraban al cabo del mes por todo Ourense. Eran las mujeres quienes cargaban sus burros con el género mientras los hombres hacían frente al taller en Vilanova.

Con la llegada de la mecanización el proceso productivo junto con la aparición de nuevos materiales sintéticos, puso fin al complejo proceso del cosido . Esto obligó a que muchos artesanos optasen por transformarse en empleados de algunas fábricas que fueron surgiendo por la industrialización mientras que los más valientes emigraron a Latinoamérica, sobre todo a Venezuela.

Actualmente Vilanova dos Infantes solo cuenta con 50 vecinos y un zapatero que abandonó el oficio artesanal fascinado por las nuevas tecnologías. Pero los vilanoveses se niegan a que se olviden sus seis siglos de historia del calzado y para evitarlo han creado una exposición permanente en la Cueva de San Vivián, una construcción enigmática cuya procedencia es inexplicable.


Para acceder al recinto basta con tropezar con un lugareño quien conduce al visitante al museo donde se conservan documentos de la época que hablan de esta tradición.

sábado, 6 de agosto de 2011

Como se creó la Escuela Taller para zapatos artesanos del Museo del Calzado

El Taller Escuela que funciona en el Museo del Calzado desde el año 1992, tiene su origen en una generosa aportación de trabajo de un ilustre zapatero eldense, Sebastián Fernandez; este señor con una enfermedad terminal apareció por el Museo recién creado, para poner a disposición sus conocimientos y de esta forma, que los jóvenes pudiese aprovechar sus experiencias en el campo de la artesanía y zapatos a medida. El director en ese momento, puso en sus manos a varios especialistas, entre ellos a Hermelando Albert, los cuales trabajaron con el maestro más de un año, hasta que falleció. Ahí nació esa escuela y gracias a Sebastían hoy sigue siendo una realidad con los programas que se realizaron entonces y las prácticas a cargo del zapatero y empleado del Museo, Hermelando.


En el año 1999, se celebró en Valencia la II Feria y I Certamen Artesanal de la Comunidad Valenciana de zapateros manuales y medida; en ella el Director del Museo del Calzado intervino en una Ponencia-Comunicación, que aquí resumimos y que nos habla de la necesidad de crear la Escuela Taller para zapateros manuales.


"El Museo del Calzado se inaugura de forma provisional en el año 1.992 y de forma casi simultánea iniciamos la actividad docente de preparar zapateros con mas de 10 años como tales, para acceder a los conocimientos de la industria artesana del calzado y naturalmente de los problemas anatómicos que pudieran afectar a los pies y piernas. Se trata sencillamente de formar zapateros que con los conocimientos profesionales actuales, acaben por asimilar los tradicionales, es decir sepan hacer zapatos con sus manos para adaptarlos a los problemas anatómicos de las personas que los padecen. Realizamos un Plan de estudios y prácticas, lo ponemos en marcha y lo vamos depurando progresivamente a lo largo de las experiencias de cursos realizados. La maquinaría actual no puede entrar a realizar determinados trabajos que requiere un pie con deformaciones o malformaciones, cuando se trata de resolver problemas de ese tipo, no hay mas remedio que acudir a un zapatero que domine las técnicas artesanales y de forma manual, complete la realización de ese calzado a medida. Para poder dar respuesta a esos problemas se hace necesario preparar a zapateros manuales que lleguen a conocer con detenimiento los problemas anatómicos de las extremidades y las enfermedades que aquejan al pie y pierna. Precisamente ese es uno de los retos que nos hemos impuesto. Sabemos que cada día hay mas problemas para dar continuidad a los talleres artesanos para calzados manuales, también van desapareciendo lentamente los talleres de reparación, sin embargo la problemática del calzado para pies con deformaciones subsiste y la persona que padece esa enfermedad o ese problema necesita dar respuesta a su dolencia, es ahí donde creemos debemos orientar nuestros esfuerzos. Hay también otro tipo de cliente que por diferentes razones, calza zapatos a medida y un zapato a medida se sale totalmente del proceso productivo de una industria mecanizada. El calzado para representaciones teatrales, folklore u otras actividades, también requiere en la mayoría de los casos, zapatos que deben hacerse a mano, bien sea porque hay que asemejarlo a otras épocas o por las características propias de cada zapato. Se plantea un tipo de formación específico para los profesionales de la compostura y la medida que garantice la propia continuidad de sus establecimientos, que hagan más rentable su esfuerzo y que tengan un arraigo social que la modernidad de las técnicas no podrá cambiar. La formación a la que aludimos debe contemplar estudios sobre ajuste y diseño, realización de trepas de los modelos y sus despieces, cortado de piel de empeine y de forro, sistemas de medidas, tipos de pieles. Para alcanzar este tipo de conocimientos se requiere un conocimiento básico en el manejo de patrones y material técnico de dibujo, sistemas de corte y herramientas. Anatomía del pie y pierna, con cierto dominio de las técnicas empleadas para la toma de medidas del pie y de la pierna, conocimiento y lectura de las huellas plantares, estudio de las huellas y conocimiento de los músculos y articulaciones del pie y pierna, desarrollo de las plantillas de pies para espolón calcaneo, pies cabos, pies planos y plantillas anatómicas, para poder comprender con ciertas garantías de éxito estas normas de calzado anatómico, es preciso una aplicación exigente de las reglas básicas de la ergonomía. Teoría y práctica del montado de calzado artesano, con todo lo que supone el estudio de plantas, contrafuertes y topes; centrado y montado de calzados; preparación de hilos y tipos de cosidos manuales; terminación del calzado artesano. Conocimientos de los diferentes problemas y soluciones de un pie con deformaciones y de un calzado ortopédico; obtención de la horma básica en escayola y posteriormente en madera. Las instrucciones deben llegar a las nuevas y modernas técnicas de búsqueda de empleo. Los mecanismos que inducen al cooperativismo. También consideramos que son necesarias como mínimo, un montante de 400 horas de prácticas para superar ese curso Desde nuestro punto de vista, consideramos que la profesión de zapatero artesano, al margen de otras aplicaciones en la compostura, tiene un horizonte mucho más amplio que el que pudiera pensarse. Téngase en cuenta que al menos un 5% de la población adulta tiene problemas serios en los pies, a ello habrá que sumar ese otro porcentaje de personas que calzan zapatos a medida y no por cuestiones puramente anatómicas. Ante estos hechos, el Zapatero Artesano al que se le incorporan los conocimientos necesarios de anatomía y ortopédia, se convertirá en un zapatero Artesano y Ortopédico que revitalizará la profesión y cumplirá una función necesaria y de gran alcance social."

domingo, 31 de julio de 2011

Usar calzado a medida es un placer

Hace un tiempo leimos un artículo en extra-confidencial que suscribimos plenamente y reproducimos íntegramente.

El contar con un traje, una camisa, un abrigo o unos zapatos a medida es un placer, y qué duda cabe que también un capricho, al que todo caballero debería entregarse al menos una vez en su vida. Sin embargo, de sucumbir a tan tentativa propuesta y comprobar el resultado estético y la comodidad de esa nueva prenda se tendrá que estar dispuesto a no volver a mirar a la confección industrial con los mismos ojos con que se hacía antes.


Un zapato a medida es una creación artesanal que habla del buen hacer de un zapatero y del gusto exquisito por lo bello y exclusivo de su cliente. Los caballeros acostumbrados a vestir zapatos a medida mantienen que no hay marca en el mundo, por prestigiosa que sea, que aporte la comodidad y exclusividad del calzado bespoke.

Ventajas de los zapatos a medida

Los caballeros más exigentes con su aspecto acuden a la zapatería a medida por un lado para conseguir esa comodidad extra y por otro para tener la certeza de que son un modelo exclusivo y que se han fabricado atendiendo solo a su gusto personal.

En unos zapatos a medida el cliente escoge desde la forma, diseño, tipo de horma, combinación de pieles, color, tipo de forro, altura del talón, grosor de la suela etc. Todos estos detallen le aseguran contar con una pieza única y le sitúan frente al exterior como alguien buscador de la máxima exclusividad e exquisitez.

Por norma general, los zapatos hechos a medida cuentan con materiales muy superiores a los que se pueden encontrar incluso en las marcas industriales de más renombre. Además de contar con pieles, forros o suelas de enorme calidad, el esmero con que un buen zapatero une todas las partes de ese zapato convierte al conjunto final en una pieza mucho más resistente y duradera.

Un cuidado cortado de la piel, un aparado esmerado, un cosido trabajado o un preciso montado así como los instrumentos utilizados en todo el proceso de confección de unos zapatos hechos a mano dan como resultado unos zapatos que de cuidarse con cierto mimo permanecerán en el armario del caballero toda su vida.

En los zapatos a medida el cliente no se limita a escoger un tipo de color sino que puede elegir hasta el grado de intensidad del mismo o si lo prefiere, imprimir un tono envejecido al color escogido.

Sólo los mejores zapateros artesanos sabrán de la importancia de conseguir un zapato hermoso tanto por fuera como por dentro y tampoco olvidarán que la belleza de la suela es igual de importante.

Su proceso de confección

El proceso de fabricación de los zapatos a medida es hoy bastante similar al que se seguía hace más de doscientos años y los materiales utilizados en ellos, si bien se han refinado, no han experimentado un cambio radical.

Quizás la gran diferencia entre aquellos artesanos y los de hoy sea que hoy los cinco oficios que intervienen en la fabricación de un zapato, esto es, el hormero, el diseñador, el cortador, el aparador y el montador, se han especializado en sólo su parte del trabajo mientras antaño era frecuente que fuera el mismo zapatero el responsable de todas las fases de construcción del zapato.

Para la realización de un zapato a medida, el zapatero tomará, de manera exhaustiva, las medidas de cada pie. Después de medir el largo, el ancho, el alto del pie, el grosor de los dedos, la altura del talón, el puente etc., el hormero preparará dos hormas independientes a las que pasará todas las medidas de cada pie conteniendo todas las irregularidades de cada uno. De esta forma, se consigue que los zapatos resultantes sean como un guante para el afortunado propietario aportándole una comodidad difícil de olvidar cuando vuelva a calzar sus mejores zapatos industriales.

Este proceso de construcción de un zapato a medida se alarga en el tiempo varios meses ya que exige que al cliente se le realicen al menos dos pruebas. Sólo los mejores zapateros entregarán al cliente un zapato de prueba con ya todas sus medidas para que éste lo vista durante unos días, compruebe su comodidad y en el caso de que desee introducir alguna modificación esté todavía a tiempo de hacerlo.

No obstante, esto último es cada día menos frecuente, siendo lo más frecuente, incluso entre las casas de zapatería a medida más conocidas, que una vez el cliente haya escogido un modelo y un color y tras la toma de medidas éste sólo vuelva a ver sus zapatos cuando le sean entregados en su caja.

Dónde adquirir zapatos a medida

Todavía hoy es posible encontrar varias casas legendarias que ofrecen la posibilidad a sus clientes de contar con unos zapatos a medida. Sin embargo, son muy pocos los zapateros que van más allá de limitarse a replicar un modelo existente con las medidas de su cliente y buscan crear una pieza única.

Solo aquellos zapateros que además de ser grandes artesanos sean también buenos diseñadores sabrán imprimir la personalidad de su cliente al zapato. Parece lógico pensar que cuando alguien va a hacer un desembolso importante en unos zapatos a media también quiera contar con un diseño exclusivo y acorde a sus gustos e idea de estilo y elegancia.

Con seguridad la forma de ser de un artista y la de un banquero diferirá en gran medida. Por ello, parece razonable que cada uno prefiera un diseño diferente de zapato. Por ello deberemos acudir solo a aquellos zapateros que consigan transmitir los gustos y la personalidad de cada cliente a sus zapatos.

Aunque el alto número de horas que la fabricación de unos zapatos a medida exigen hace que estos no sean nada baratos, de poder hacer un esfuerzo su comodidad, calidad y exclusividad recompensará a la larga dicho esfuerzo.

* Jeeves extraconfidencial.com

sábado, 16 de julio de 2011

Las Alpargatas


Historia
La alpargata es un calzado muy antiguo que quizás pudo existir desde el mismo comienzo en el que el ser humano se protegió los pies.

Los materiales con los que se confecciona varían con el tiempo y en las distintas regiones. Quizás la más extendida es la que tiene la suela de cáñamo y la loneta en la zona del empeine. Para hacerla más duradera, actualmente se recubre con una capa de caucho (la zona de la suela).




Aunque su aceptación ha sido muy desigual dentro y fuera de nuestras fronteras, las alpargatas han estado siempre muy presentes en España. Es más, de unos años atrás su uso se ha popularizado en gran medida no ya solo entre las damas sino también entre los caballeros más estilosos y se han convertido en uno de esos complementos imprescindibles en la temporada estival.

Su ligereza, su sencillez así como su bajo precio han convertido a las alpargatas en el complemento perfecto para acudir a la playa de forma algo más vestida que si se hiciera con unas chancletas de goma. Igualmente, de combinarlas con una camisa de lino, unas bermudas o un bañador conseguiríamos repetir una de las imágenes que se prodigan en cualquier lugar de veraneo donde se encuentre un caballero elegante.

Evolución
La gran aceptación que este sencillo modelo ha tenido entre un gran espectro de caballeros ha hecho que las marcas de moda, tanto nacionales como internacionales, les presten gran atención y las incluyan ya como uno de esos modelos indispensables de su catálogo de verano.




Hoy las alpargatas se confeccionan no solo con mas colores sino también con bordados y terminaciones más propias de un producto de moda que aquel calzado que usaban los Egipcios. Esto ha hecho que las alpargatas hayan pasado de ser un tipo de calzado sencillo y de precio bajo a un calzad de moda y, naturalmente, muy cotizada.

La alpargata en España
Quizás nuestro país es donde más se ha extendido el uso de la alpargata que, antiguamente, solamente se empleaba como un calzado de labor en la agricultura o en zonas poco desarrolladas, para pasar a ser una prenda, como hemos dicho, de moda y actualidad y que puede competir y ser usada en cualquier ocasión.



La diversidad de alpargatas en España es notoria, podemos decir que cada región tiene un tipo específico de alpargata que entronca con su historia y su cultura; desde las espardeñas catalanas; las valencianas, las mallorquinas e ibicencas; las abarcas menorquinas; las abarcas del País Vasco; las alpargatas murcianas…..y una larga lista de calzado específico con el nombre de alpargata, entre ellas las típicas empleadas para pisar la uva.

sábado, 9 de julio de 2011

El Códice Calixtino y el uso del calzado en el siglo XII


Ahora que se habla tanto de "El Códice Calixtino", con motivo del misterioso manuscrito en el que se describe la vida y costumbres de las personas que habitaron en el siglo XII las rutas del Camino de Santiago, ponemos especial acento en el uso de la vestimenta de la época; se habla de las correrías de navarros y vascos que asaltaban a los indefensos peregrinos que caminaba por los senderos en busca de la bendición del Apostol,pues bien, con respecto al calzado se dice textualmente: "Los navarros se visten con ropas negras y cortas hasta las rodillas como los escoceses y usan un tipo de calzado que llaman abarcas, hechas de cuero con el pelo sin curtir, atadas al pie con correas y que sólo envuelven las plantas de los pies, dejando al descubierto el resto (...)
El manuscrito, quizás el más antiguo conocido en España, es un tesoro cultural que esperamos pueda ser recuperado muy pronto y sin deterioros.

jueves, 30 de junio de 2011

El calzado con cosido Goodyear


El cosido goodyear es quizás uno de los cosidos del montado y la suela más interesantes del proceso de fabricación de un buen calzado.
La construcción goodyear se utiliza sobre todo en zapatos de caballero, siendo poco frecuente encontrarlos en zapatos de mujer. Es una fabricación costosa y en consecuencia cada vez son menos los zapatos elaborados de esta forma. El montado goodyear supone una garantía de trabajo artesanal, no se puede realizar sin la intervención del hombre
Basicamente mediante dos cosidos independientes se une la pala, la vira y la suela. Un primer cosido -interior- fija la pala a la palmilla con la ayuda de una vira. Un segundo cosido -exterior - fija la vira y la suela (y la entresuela en zapatos con doble suela). Lo que hay en realidad en un piso formado por dos suelas separadas por una capa de corcho. En consecuencia el montado goodyear proporciona aislamiento del frío, calor y humedad del suelo. Dota además al calzado de una gran resistencia y durabilidad.

Entre la suela exterior y la palmilla se forma un espacio en el que se añade el cambrillón, rellenándose el resto con corcho aglomerado. Es esta caracteristica la que hace tan comodo un zapato goodyear. Tras un periodo inicial de unos 15 días de uso, la “huella” del cliente queda en el corcho. Se produce una adaptación de la suela inferior y del corcho a la morfología del pie del cliente.
Definiciones para una mejor comprensión:
•Pala: Parte superior del zapato
•Vira: tira de piel. Es el soporte sobre el cual se monta el zapato.
•Palmilla: Capa de piel (situada bajo la plantilla)
•Cambrillón: resorte de metal que abarca desde la mitad del talón hasta el inicio del metatarso. Confiere estabilidad al pie al andar.
En España existen varias fabricas que realizan montado goodyear: Yanko, Lottusse, Carmina, Cordwainer, John Spencer, Berwick, Sendra.
* Blog Calzados Garrido y Alfonso

miércoles, 29 de junio de 2011

La fabricación del calzado cosido concido como Kiowa

Este tipo de construcción es sumamente flexible y ligera. Un zapato construido con cosido kiowa siempre va a ser más flexible y ligero que un zapato con cosido goodyear. El cosido Sachetto logra una ligereza y flexibilidad parecida, pero para zapatos de cordón. Hay que apuntar que un zapato kiowa normalmente es un mocasín. Es cierto que puede haber zapatos de cordón con cosido kiowa, pero éstos siempre van a tener bordón. No es casualidad, la explicación se encuentra en la construcción. Por tanto siempre va a ser un zapato más sport.
En contrapartida a esta flexibilidad el cosido kiowa proporciona menos aslamiento ante los elementos. Es lógico: un zapato con cosido kiowa es un zapato menos armado; el agua, el frío o la humedad entran más facilmente. Por otra parte esta desventaja para un tiempo otoñal o invernal se torna en ventaja cuando llega el calor: es un zapato más fresco.
Otro inconveniente de el zapato elaborado con cosido kiowa es que proporciona una menor estabilidad. Aunque esta característica a veces es apreciada por los clientes como algo positivo. Hay opiniones para todos los gustos; lo cierto es que si se preguntara a un podólogo nos recomendaría la estabilidad por encima de la flexibilidad.

Por último decir que el cosido kiowa es una construcción menos confortable. Uno a veces puede sentir el suelo al caminar con este tipo de construcción. Aunque como con la característica anterior es cuestión de gustos: en otros zapatos la pisada es más confortable, pero son más duros. No es necesario domar un zapato de construcción kiowa como sucede con el goodyear. Uno se pone un kiowa y sale tan contento de la tienda, no hay nada mejor. Su ligereza, junto con la flexibilidad de la construcción es lo que hace tan populares y apreciados a los kiowas.


El origen de este tipo de calzado se encuentra en el calzado que hacían los indios kiowas (por supuesto no podía ser de otra manera). El cosido kiowa es una fabricación en la que una sola pieza de piel envuelve al pie como un guante (vease la primera fotografía). Posteriormente se le coserá la pala, así como la suela, tal y como se puede ver en las siguientes fotos. En consecuencia es una fabricación más barata que el goodyear o el sachetto, que tienen una mayor exigencia técnica, una mayor laboriosidad. Aunque como todo en esta vida, no todo el mundo es capaz de hacer buenos kiowas.

Otra cuestión a apuntar es el hecho de que en España se aprecia más el goodyear en el norte, y los kiowas en el centro y sur de la península. La climatología, como vimos anteriormente, es la explicación fundamental de estas preferencias.
* Blog Calzados Garrido y Alfonso

domingo, 19 de junio de 2011

Los zapatos y zapatos cómodos Eco

Los zapatos en los cuentos de hadas


La Cenicienta, el Gato con Botas, el Mago de Oz … historias con las que crecimos y que comparten un lugar común: el de los zapatos que llevan a sus propietarios hacia sus sueños. Historias que escuchábamos en dormir en aquella época en que el mundo era tan complejo como acertar cuál era el zapato que iba en el pie derecho y cuál el izquierdo y tan maravilloso como sentir el dulce olor de la madre cada vez que se agachaba para atarnos los cordones. Y así, sin darnos cuenta, los zapatos se fueron convirtiendo en nuestros compañeros silenciosos de viaje, de aventuras y de sueños, como si siempre hubieran estado ahí. Pero, es realmente cierto que los zapatos, tal como los conocemos, han sido siempre aquí?

Los zapatos en la historia
Como los grandes hallazgos de la Vida, los zapatos también fueron fruto de la necesidad y del ingenio. La necesidad de un hombre de las cavernas que un día, cansado de caminar sobre el hielo con los pies doloridos, tuvo la ingeniosa idea de amarrar un pedazo de cuero en los pies y dar con ello inicio a una costumbre, la de vestir zapatos que, más de 10.000 años después, se ha convertido en un rito cultural y social estrechamente unido a la salud y el confort.

Desde ese momento, los zapatos de múltiples formas, colores y materiales se fueron reproduciendo en todos los rincones del planeta, guardando en ella, como si de pequeños secretos se tratara, la forma de ver y entender la vida de los que los crearon.


En la Civilización Egipcia, era muy importante la distinción entre el calzado de uso cotidiano y el calzado ceremonial. Así, en los ritos funerarios, se le daba una gran importancia al embalsamamiento de los cuerpos, que era responsabilidad de los sacerdotes a los que sólo se les permitía llevar un vestido de lino y calzado de papiro. Ningún otro vestido o calzado estaba permitido. Asimismo, para los antiguos egipcios, la sandalia encerraba en sí la noción de prosperidad y pureza, por lo que las sandalias blancas jugaban un rol central en el ritual funerario, ya que el difunto, en su viaje al Más Allá, había calzar sandalias blancas en su acercamiento a Osiris, asegurando así que su cuerpo estaba libre de polvo y suciedad.

Hasta finales del siglo IV, la sandalia es el calzado por excelencia hasta que al llegar a Europa los carolingios introdujeron un calzado que dejaba al descubierto los dedos: las polainas. Más tarde, en el siglo XVI y en la Corte Francesa, aparecerán los primeros zapatos de tacón alto y estrecho, antecesores de los zapatos con plataforma que tan de moda se pusieron en los años 70 y que aún hoy en día utilizamos. También son de esta época los tan utilizados talones que fueron creados para poder afirmar los estribos del caballo las botas de montar. Una función práctica que con el tiempo fue cayendo en desuso y que dio lugar a la actual utilización del talón como elemento puramente estético.


Los zapatos en El Naturalista
Los zapatos del Naturalista son zapatos para pies de mentalidad descalza. Pies a quien gustan las sensaciones naturales como pisar la hierba fresca. Son pies tozudos que sólo se ponen zapatos cómodos las formas, estructuras y colores sean capaces de superar el inmenso placer de no llevarlos. Zapatos cómodos, zapatos respetuosos con las personas y el medio ambiente, zapatos de película, zapatos de catálogo, zapatos para cenicienta y lobos feroces, zapatos, en definitiva, para caminar-que no es lo mismo que correr – por la Vida.
* Publicado en PYSN

domingo, 8 de mayo de 2011

Ferragamo y su apuesta por el mercado asiático

Salvatore Ferragamo nació en Bonito (Italia) en el año 1898, fue el undécimo de una familia supernumerosa, nada menos que catorce hermanos. A los 9 años realizó su primer par de zapatos para una de sus hermanas y como el oficio le atraía, realizó unos cortos estudios sobre confección de calzados. En el año 1914 emigró a Estados Unidos y en Boston trabajó en una fábrica de botas vaqueras; mas tarde en California sería conocido por algunas estrellas de Hollywood y llegó a convertirse en el zapatero más importante de los años 20. En 1927 regresó a Florencia y se confirmaría como el mejor creador de zapatos de moda de la época, calzando a las mujeres más importantes del mundo.
El imperio Ferragamo le superó tras su muerte en 1960 con 62 años; alguno de sus hijos heredó el talento de su padere, pero hoy la firma que se dedica no solo al zapato sinó también a otros muchos artículos como perfume; bolsos; gafas....y otros complementos, ha sabido incrementar esta poderosa empresa, solventando situaciones de crisis y momentos convulsos en la economía mundial.
Ferragamo hoy factura cerca de un 50% de sus productos al mercado asiático, sí como lo han oido, ha creado múltiples tiendas en China y otros paises orientales y dirige sus artículos a unos exigentes clientes.
Un ejemplo a imitar por nuestros empresarios españoles de marca y calidad, que necesitan una salida a sus productos para hacerlos más firmes y solventes en la fabricación de un calzado español que puede competir con cualquier zapato de los llamados de lujo de la gama alta.

viernes, 8 de abril de 2011

La cisis revitaliza la profesión de zapatero-reparador

Son muchas las noticias que nos llegan de la vuelta al oficio de reparador de calzados; la situación de crisis generalizada por la que atraviesa el país y la cantidad de paro acumulado en sectores como la fabricación del calzado e industrias afines, están dando lugar a que buenos profesionales en el arte sutorio, coloquen sus carteles de "Zapatero Reparador del Calzado". Una profesión que, aunque haya tenido sus momentos bajos, sigue siendo una profesión con futuro y no precisamente por la crisis o por el paro, sencillamente porque hacen falta buenos zapateros manuales y de medida, para realizar zapatos para pies donde la tecnología moderna y la maquinaria, no pueden entrar, es decir, para personas que tengan deformaciones o malformaciones en sus pies y que, como es natural, necesitan calzarse cada día.
Independientemente de lo anterior, el oficio de zapatero hoy supone alargar la vida útil del zapato y eso es importante para el consumidor que vive una situación de desempleo y con escasas perspectivas para un futuro inmediato. Si antes, ante unas tapas desgastadas, el usuario tiraba los zapatos a la basura, hoy gasta 4 6 euros y alarga su vida, así medias suelas, zapatos despegados etc..
Sin que suponga un paliativo a la situación económica actual, que rechazamos y deseamos que pase pronto, damos la bienvenida a esos zapateros que se incorporan al viejo oficio, con una clara consigna: "El zapatero manual es vital para una sociedad desarrollada....."y retomando un viejo refrán quizás hoy más que nunca "Zapatero remendón en tu oficio está el DON"


El viejo zapatero remendón, detrás de los cristales de la tienda, estaba siempre trabajando, absorto, concentrado, encorvado sobre aquellos zapatos destrozados, gastados, sucios, anticuados, como si fuera un cirujano, que rebaja, cortaba y recosía, curando las huellas del cansancio y las heridas de nuestro caminar a rastras por la vida.

Yo le llevaba alguna vez mis zapatos, mis botas para arreglar. Le compraba plantillas. Y siempre me admiraba su labor de esperanza, de humildad, de realismo y paciencia. Hay quienes todo lo arreglan comprando cosas nuevas y tirando lo viejo, como si no tuviera ya arreglo.

jueves, 24 de febrero de 2011

Los zapatos de futbol, del rey Enrique VIII a Cristiano Ronaldo

Los Adidas Copa Mundial, los zapatos clásicos - AdidasEn la actualidad, los zapatos de futbol son una herramienta fundamental para los jugadores, tanto para golpear el balón como para promocionar su imagen.


De piel o de materiales ultra ligeros; negros o de todos los colores; con tachones de plástico, de aluminio o una combinación de ambos y el mismo modelo que utiliza la súper estrella del futbol mundial o una réplica más económica; esta es la gama de posibilidades que tienen todos los jugadores, para calzar el zapato que más se ajuste a sus necesidades.

Así, el zapato de futbol se ha convertido en un aditamento indispensable para jugar, pero su transformación, a lo largo de los años, ha permitido que los futbolistas desarrollen de mejor manera su técnica en el golpeo del balón, sean más rápido en terreno de juego y tengan un mejor agarre en condiciones de lluvia o frío.

El primer zapato de futbol de la historia
Según algunos estudios históricos realizados por la Universidad de Southampton, existe evidencia de que el rey Enrique VIII de Inglaterra -que gobernó de 1509 a 1547-, practicaba un deporte parecido o precursor del futbol actual y, por tal motivo, ordenó al zapatero real la elaboración de unas botas especiales que estaban fuera de la vestimenta ordinaria del monarca.

Anuncios Google
Botas De Plástico 100% Satisfecho o le Devolvemos el dinero. Entrega en 48-72H ! Haleco.es/Botas_De_Plastico
calzado para hosteleria suela "adherente" antideslizante anatomicos y descanso comodos www.phormapie.com
Se cree que los zapatos que el monarca inglés utilizaba para jugar futbol, eran de cuero muy duro, cocidas a mano y diseñadas para resistir un gran desgaste debido a lo violento del juego. Los investigadores también señalan que, seguramente eran encuentros muy duros, sin reglamento alguno y sin árbitros que regularan el partido. Lo malo del caso, es que no hay evidencia física de este calzado y tampoco se sabe en dónde y con quién jugaba Enrique VIII.

Adi Dassler, creador del zapato de futbol moderno
Para 1925, el alemán Adolf (Adi) Dassler junto con su hermano Rudolf, diseñaron el primer modelo de zapato exclusivo para jugar futbol, el mismo que años más adelante se convertiría en uno de los calzados más famosos del mundo.

Tomando como base las zapatillas para corredores con clavos en la suela, Adi Dassler elaboró un zapato de piel con tachones de cuero incrustados en la suela y colocó tres cintas blancas a los costados para dar mayor ajuste y soporte al pie, innovando en el diseño de los zapatos de futbol. Y para 1929, ya estaba en el mercado este zapato que más tarde se le conocería como Adidas.

En 1952 Adi Dassler creó el modelo Samba, pero el verdadero éxito lo consiguió en la final del Mundial de Suiza 1954, partido que se denominó el “milagro de Berna”, cuando la selección alemana derrotó por 3 goles a 2 a Hungría, en una cancha lodosa donde los húngaros pasaban más tiempo en el pasto que de pie, mientras que los alemanas evitan las resbaladas gracias a que traían zapatos Adidas con tachones de aluminio, que funcionaron a la perfección en la lluvia.

A finales de los años 60, la marca alemana Puma –fundada por Rudolf Dassler, hermano de Adi- creó el modelo King, uno de los zapatos más famosos del mundo. Este zapato ha sido parte de la historia del futbol, debido a que los dos jugadores más grandes de este deporte, Pelé y Maradona, los utilizaron y ambos fueron campeones del mundo portando este calzado.

Los Adidas Copa Mundial, han sido uno de los modelos más vendidos y más codiciados por cualquier futbolista. Hechos con piel de canguro, con tachones sintéticos denominados scew-in y lengüeta abatible, son considerados como uno de los zapatos de futbol más cómodos debido a su diseño y a que se adaptan a la forma de cada pie. Son famosos porque los utilizó Franz Beckembauer y, además, son el único modelo que no ha tenido ningún cambio desde su creación, allá por los años 70.

Para mediados de los años 90, la marca estadounidense Nike sacó al mercado el modelo Tiempo, unos zapatos de corte clásico, hechos con piel de canguro y que se hicieron famosos debido a que muchos jugadores de la selección de Brasil, la misma que ganó el Mundial del 94, los utilizaban y esto provocó que este calzado se convirtiera en un referente del futbol en todo el planeta.

El desarrollo tecnológico, las innovaciones y las investigaciones científicas para mejorar el desempeño de los futbolistas, llegó a los zapatos de futbol y uno de los primeros modelos que modificó el concepto clásico fueron los Predators.

Basados en el descubrimiento de Craig Johnston, jugador del Liverpool a principios de los años 80, que le añadió pedazos de caucho a su calzado, Adidas consiguió crear un concepto innovador que aseguraba un mejor golpeo del balón y mejores combas.

Para finales de la década de los 90, otro modelo vendría a revolucionar el mercado. Un zapato ultra ligero, hecho con materiales sintéticos y diseñados para otorgar mayor velocidad al jugador, sorprendió al mundo en los pies de Ronaldo con sus famosos Mercurial R9 en el mundial de Francia 1988.

Pero las modificaciones tecnológicas y los avances científicos para dotar de más efectividad al calzado de los futbolistas, no se detienen. Actualmente existen en el mercado los dos modelos más ligeros que se hayan creado en toda la historia: los AdiZero y los Mercurial Vapor Superfly II. Ambos tienen un peso menor a los 200 gramos.

Y con estas innovaciones vienen también las cuestiones de mercadotecnia, ya que estos zapatos, a parte de su valor en sí mismos, tienen como referentes a dos de los mejores jugadores del mundo. Lionell Messi, la imagen de los AdiZero, el zapato más ligero del mundo y Cristiano Ronaldo, uno de los jugadores más rápido del planeta, que modela los Mercurial Vapor Superfly II en cada uno de sus piques y cada vez que celebra una anotación.

Así, cualquiera que haya jugado al futbol sin importar el nivel, sabrá lo que representa cada uno de estos modelos y cada cual tendrá sus preferidos. Pero algo especial pasa cuando uno calza unos buenos zapatos de futbol, es una sensación de poder tan increíble que dan ganas de estar en una cancha y anotar ese gol que tanto se sueña y que tal vez nunca –ni en las cascaritas- se puede conseguir.

* 16-feb-2011 Daniel Higa Alquicira

domingo, 13 de febrero de 2011

Memoria Histórica de las Fábricas de Calzados y afines de Elda

Estamos tratando de recoger la mayor parte de los datos existentes sobre las industrias de fabricación de calzados e industrias afines de Elda en el pasado. Con este trabajo se quiere dejar constancia escrita de las personas que hicieron posible aquellas industrias y la aportación al bien ganado prestigio del zapato fabricado en la ciudad de Elda.

Elda se forjó como ciudad zapatera, allá por los años 40 del siglo XIX; una villa agrícola recibió las aguas salinas del saladar de Villena cuando lo desecaron y Elda, Petrel, Novelda y Sax, entre otros pueblos, perdieron sus huertas y tuvieron que ingeniárselas para "inventarse" otra forma de crear riqueza. En el caso de Elda, inició una fabricación de calzado para niños, que años más tarde desembocaría en una flamante industria de fabricación de calzados de señora de gama alta.
Una forma de honrar a las personas que hicieron posible nuestra industria, es conocer como lo hicieron y para ello nada mejor que mantener en la memoria las industrias y sus trabajadores del pasado.

jueves, 20 de enero de 2011

La "Memoria Histórica" de las Fábricas de Calzado

La ciudad de Elda, en España, desde la mitad del siglo XIX, pasó de la agricultura a la fabricación de calzados; primero se inició con la primera calzadura, los zapateros realizaban calzado de niño para venderlos en los mercadillos de los pueblos limítrofes; más adelante se pasó también a confeccionar series de los que llamamos "chicarro", es decir, zapatos de segunda calzadura, desde los seis años a los catorce aproximadamente; la colocación de un pequeño tacón en los zapatos de chica "pollita", relanzó la venta de zapatos de mujer y de ahí se pasó al zapato de tacón, primero de "tacón cubano" y después, en la década de los años 50, al "tacón de aguja". A final del siglo XIX, Elda tenía una industria consolidada de fabricación de zapatos en la que se empleaban miles de personas.
La ciudad de Elda se ha caracterizado por tener un elevado número de zapateros, aparadoras, cortadores y diseñadores, que realizaban auténticas obras de arte, llegando a la perfección en el zapato; el calzado fabricado en esta zona del país, es apreciado por sus diseños y por su calidad y Elda, en concreto, nunca ha abandonado su camino de zapatos "hechos por artistas"; aquí se conserva la moda y la tradición y visitar el Museo del Calzado de la ciudad es contemplar ese comienzo, como se hizo, y cual era nuestro destino. En Elda, en los últimos tiempos, raramente se han fabricado otros zapatos que no fuesen los de mujer de tipo medio - alto y los mercados internacionales han respondido a esa calidad, colocando a Elda en el listón más alto de las ciudades zapateras de calidad y prestigio.
Hoy se trabaja para reafirmar el liderazgo en el zapato de calidad, a través de marcas que identifican el origen, el diseño y la calidad.
Los mercados a los que el zapato de Elda debe aspirar, son los mercados de países desarrollados o aquellos que antepongan el diseño, la calidad y el origen, como señas inequívocas de zapatos de prestigio; una mujer con un zapato de estas características en sus pies, se muestra mucho más segura, reafirmando su feminidad, su belleza y su elegancia; de ahí que los zapatos sean apreciados, no por su coste, sino por esas otras constantes.

Memoria histórica
Para conservar la "memoria histórica" de las fábricas que, en el pasado, hicieron posible la industria zapatera eldense actual, se está poniendo en marcha una iniciativa que recoge la historia de las fábricas más importantes de la ciudad de Elda en el pasado.